Ácido Glicólico y Ferúlico

Victor Estética Deja un comentario

Hoy os queremos hablar de la impresionante combinación del ácido glicólico y del ácido ferúlico. Un nuevo producto de Utsukusy Cosmetics con el que conseguimos unos resultados realmente impresionantes.

El ácido glicólico proviene de la caña de azúcar y es uno de los más potentes de los Alfa Hidroxiácidos (AHA). Tiene un pequeño tamaño molecular. Esto le permite tener un gran poder de penetración en la piel. Genera efectos duraderos y visibles.
Este ácido es un gran exfoliante. Arrastra las células muertas eliminándolas y poniendo al descubierto las células más jóvenes y llenas de vitalidad. Deja la piel suave y tersa. Pero aquí no acaban sus efectos.

Ácido Glico-Ferúlico

Ayuda a la generación de colágeno en la piel. Recupera la firmeza perdida y evita la aparición de las llamadas líneas de expresión. Si existen esas pequeñas arruguitas, no hay de qué preocuparse, el AHA glicólico las alisa y suaviza.
Tiene un gran poder hidratante. Debido en gran parte al poder que da a la piel para retener el agua una vez ha eliminado la capa de células muertas.
Su acción bactericida es perfecta para pieles grasas y/o acnéicas porque regula la secreción sebácea. Además matiza los brillos y actúa sobre manchas y cicatrices gracias a su intensa renovación celular.

Últimamente estamos viendo muchos productos cosméticos que contienen este ácido. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado, porque su utilización en cosmética debe ser limitada. Si el porcentaje de ácido glicólico en un cosmético es demasiado alto, puede irritar y/o dañar la piel.

Por otro lado, y no por ello menos importante, tenemos el ácido ferúlico. Es un compuesto vegetal que pertenece a la pared celular de las plantas.

Lo podemos encontrar en las moras y aceitunas y dispone de un gran poder antioxidante. Este ácido bloquea el daño que el sol puede hacer en la piel creando una especie de barrera protectora.

Actúa como antioxidante bloqueando la acción de los radicales libre y evitando así que las células se oxiden y pierdan su vitalidad.
Además, mejora la producción de colágeno, elastina y reticulina, evitando la aparición de flacidez y arrugas. Y como ácido que es, renueva la piel para combatir las indeseadas arrugas y repara la dañada luz y brillo natural a la misma.
Como ves, los efectos de este espectacular tratamiento de ácidos son increíbles y beneficiosos para combatir el envejecimiento y la deshidratación de nuestra piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *